RACISTA YOO??!! RACISTA EL QUE MENOSPRECIA A LOS "INDIOS" MAS DE LO NORMAL...


 


...Son las 2 de la tarde y en Tijuana y el sol cae a plomo...


el termómetro interior del auto marca ya casi los 40 grados, me formo en la fila de carros en espera de dar vuelta en U, odio ese semáforo por que justo esta el cruce del tren que va hacia al otro lado y los gringos le han dicho al gobierno local que quieren seguridad extrema en ese cruce tan amplio, esa es su condición…avanzo lentamente y no lo logro, el semáforo se pone en rojo nuevamente, chinga! tengo que llegar rápido al CARLS JUNIOR por la comida para todos, pero no lo consigo… el hambre me mata y mas a los que me encargaron el lunch de este establecimiento clase mediero de fast food….en fin, tendré que esperar. 


Nunca lo había visto, por que conozco a toda la raza que regularmente “jala” en ese crucero – “bussines area”, estaba el del semanario ZETA (En baja California, Libre como el viento), el de las sodas, el del bone ice, y el ya famoso franelero bilingüe, el salio de atrás, temeroso de los carros y grandes pick ups gabachas, pero jalo a su hija con determinación empezaron a bailar, no era una danza común, era una danza al parecer cucapah, el sonido era diferente, se oía triste, pero el seguía danzando y su hija tras de el pidiendo una cora al los espectadores, fastidiados y malhumorados, los demás “comerciantes” acapararon, no les dejaron nada, vendieron todos, y nada o muy poco quedo para ellos… 


quizás por que no es gusto la danza cucapah, o por que no sabían quien eran o que representaban, quizá por que es mas atractivo ver un penacho tipo moctezuma tan socorrido en el DF… limpiándose el sudor el danzante de rostro cansado y curtido por el sol, corre por su pequeña hija, le importa mas la seguridad de la pequeña que las míseras monedas que le dieron, como soy de los últimos de la fila impaciente, el aun no sabe que ese semáforo dura eternidades y podría sacar un poco mas, solo cuando le hago señas camina hacia mi, y le doy ¾ de dólar, es lo único que traigo…gracias joven, me dice con voz jadeante, le pregunto que como va el trabajo, pos mal me contesta, pero ahí la llevamos con un español entrecortado, le pregunto por su danza, no sabia si era cucapah o Kiliwa. Cucapah me contesta, y estoy seguro que orgulloso me iba a comentar algo de su danza cuando el claxon de una poderosa RAM CAB CO modificada le truena en los oídos y nos hace avanzar, recogiendo cada quien lo que nos toco a cada uno: muévete cabrón, para mi, y ora´ pinche indio para el...


aquí es cuando me da tanto trabajo cumplir con la esencial regla de vivir en la frontera: no contestes a la agresión de alguien poseedor de una pick up de 30,000 dólares, puede ser un narco fastidiado por el calor, y estas en total desventaja.

Sigo mi camino y trato de deducir por que esta ahí ese hombre cansado y su hija, y recuerdo. Los cucapah han sido objeto de una terrible acusación llevada a cabo por la poderosa e influyente vitivinícola L.A. CETTO. El resultado: los han obligado a bajar de lo que para ellos era su pedazo de nación, les han quitado ya casi todas sus tierras… por que el vino vende, y vende muy bien…

Y continuo pensando: ¿Es así como acusamos a otros países de racistas cuando en el nuestro los indígenas son (¿ciudadanos?) de 3era clase?... por que la segunda clase para alivio de ellos, la ocupan el del bone ice, la de las sodas y el voceador… el indígena no existe, es cero a la izquierda, aquí y en la mayoría del país, por que lo mismo vi en Nayarit con los coras, y años antes me sorprendí conociendo la pobreza de los pueblos Tarahumaras y Raramuris, o aun mas: recordando matanzas como la de Acteal, show televisado y bandera política de muchos, y el consabido resultado del caso: el indígena, es un estorbo y un botín cuando se le requiere…vivo o muerto.

Es así como nunca creo veré a un indígena anunciar una marca de jabón o una prenda de ropa en la televisión comercial, mucho menos protagonizar una serie en donde se valore realmente la condición de su ser.

Es así como seguiré escuchando ofensas anteponiéndolos como modelos de desprecio y abominación: así no, no seas pinche indio, que indio tan pendejo, yo bailar con esa morra, si tiene cara de india…

Y es así como esto que escribo durante mi break antes de regresar al trabajo, con tintes de suplica y no reclamo al gobierno sordo, al político convenenciero, ni a las poderosas empresas, por que se que no se molestaran en saber que es lo que siento.

Esta suplica va dirigida a ti mexicano promedio, sea en donde sea que te topes con alguno de ellos,en el crucero, en la calle, en el bus, no es necesario que les des monedas si no traes, o que les dirijas la palabra si no quieres, pero infunde respeto y afecto con una mirada si es mucho pedir, con un apretón de manos.

gracias por tu tiempo y espacio.VM.

1 comentarios:

Pulgoso (pinche wey loco) dijo...

tienes razon tijuas, no digo habeses si no regularmente nosotros mismo denigramos nuestras raices, y un ejemplo muy claro se haya aqui chiapas, aqui vemos que familias enteras que viene de la poblaciones indigenas se hayan,
como pordioseros en las calles,(algo que a mi me parece denigrante y el pinche gob. como la sociedad (nosotros) no hacen nada.

hoy no te mereces una mentada wey,
chido